chanon

O'Higgins, enero de 2017.- Elaboración de ropa a medida para mascotas, arreglos florales personalizados y la instalación de una peluquería tras 15 años de trabajo dependiente, son algunos de los emprendimientos desarrollados por algunas de las participantes de los programas Yo Emprendo 2016 en la Región de O'Higgins.

En la Región de O'Higgins nos encontramos con cientos de emprendedoras que participan en los programas de FOSIS. Ya sea que potencien una actividad u oficio que desempeñaban desde antes o que creen un nuevo negocio, las mujeres están atentas a las nuevas necesidades del consumidor y muchas de ellas han sabido dar respuesta a esa demanda con creatividad y bastante trabajo.

Es el caso de Charon Pino Barahona, de la comuna de Doñihue, quien con el apoyo de FOSIS compró un carro de arrastre que le permite trasladar las flores que vende a distintos sectores. Esta doñihuana comercializa arreglos florales para regalo y/o eventos. Arreglos que son muy demandados en su comuna, pues en ellos utiliza flores importadas, generando un producto muy colorido e innovador y siempre con un toque personal.

Fue la familia de su esposo, dedicada al comercio de flores y plantas, la que le sirvió de motivación para iniciar el nuevo negocio. Así, comenzó a utilizar sus habilidades personales innatas como diseñadora al momento de elaborar sus productos, lo que ha generado una gran aceptación en el público y la diferencia de su competencia.

"Antes de la inversión con FOSIS me veía en la obligación de contratar el servicio de terceros para hacer el traslado de los arreglos que serían usados en los eventos. Con el carro de arrastre puedo hacerlo de manera independiente y transportar no solo los arreglos florales sino también la infraestructura para decorar espacios, ofreciendo un servicio mucho más completo y atractivo para mis clientes", señala la emprendedora.

Y su sueño no se acaba ahí. Charon tiene una nueva meta, que es adquirir una máquina de impresión láser con el fin de estampar mensajes en las flores y así tener la oportunidad de ofrecer este servicio no solo al público en general sino también a instituciones y empresas.

En la comuna de Coínco Lya Wimmer cree haberle dado el palo al gato al dedicarse a la confección de textiles y artículos para mascotas. Con diseños creativos, hechos con materia prima de calidad y a medida, así tal cual, a la medida de la mascota, Lya muestra un emprendimiento con mucho futuro.

En su domicilio tiene un taller de trabajo donde produce al por mayor y despacha a ferias y locales dentro y fuera de la región.

Lya comenzó esta actividad cuando trabajó en una fábrica de textiles. Entonces decidió irse a vivir a la comuna de Coínco para llevar una vida más tranquila. Es ahí donde comienza con su negocio.

La emprendedora sostiene que antes de participar en los programas de FOSIS no había tenido la oportunidad de hacerlo, puesto que no contaba con las maquinarias necesarias para poder trabajar. La ayuda de esta institución de Gobierno significó para ella contar con su propio taller, las maquinarias y herramientas necesarias, generando, de paso, empleo para las personas que viven en la comuna. Al participar este año en el programa Yo Emprendo pudo innovar en su emprendimiento adquiriendo una máquina tejedora que la diferenciará de su competencia.

La usuaria se proyecta innovando. Esto es necesario para poder seguir avanzado en él, sostiene. Para el 2017 su meta es aumentar la producción para lo cual necesitará contratar y capacitar a mujeres de la comuna. Así, el taller funcionará a toda capacidad.

Mirza Margarita Mella, oriunda de la comuna de Olivar, estudió peluquería hace ya muchos años. Siempre le gustó el oficio, sin embargo, su situación económica no le permitía dedicarse de lleno a esta actividad. Trabajó en centros de estética en Rancagua por 15 años haciendo de todo: corte, tintura, depilación, manicure, pero a ella le gustaba más que todo cortar el pelo.

Su sueño era tener algún día su propia peluquería. Y lo logró. Con mucho esfuerzo construyó una infraestructura con acceso independiente en su casa. Instaló material publicitario y remodeló el lugar. Sus hijos la ayudaron con las terminaciones. Poco a poco fue comprando artículos de segunda mano para equipar el local. Nunca había sido seleccionada en algún programa del gobierno, hasta que postuló a FOSIS y se abrieron nuevas oportunidades para ella.

Ser seleccionada para el programa Yo Emprendo, en sus palabras, "fue una maravilla". En las capacitaciones descubrió que tenía capacidades emprendedoras y que debía potenciarlas. Aprendió a valorar su trabajo, a cobrar lo justo, a buscar oportunidades.

Con los recursos del programa adquirió un secador aéreo para aprovechar bien el espacio en su peluquería, un vaporizador, carro ayudante, tijeras profesionales e insumos. Logró realizar su sueño con una actitud positiva y luchadora que le ha permitido tener una buena cartera de clientes en la comuna de Olivar.

Mirza se siente "la persona más feliz": "haber participado en este proyecto de FOSIS me hizo sentir ganadora, mi emprendimiento es un éxito", declara.

Según sostiene Felipe Osorio Berríos, Director Regional del FOSIS, para la institución es muy gratificante conocer estas historias de emprendedoras, donde se ve el esfuerzo de las personas y sus familias que además apuestan por la innovación y no se rinden, buscando alternativas de negocio que les permiten, además de mejorar sus ingresos, sentirse realizadas.

Dijo que la institución cree en las personas y en sus proyectos y que, si bien la demanda es siempre mayor que los recursos disponibles, la institución explora constantemente la forma de levantar iniciativas que vayan dando respuesta a las personas y a las familias que requieren con mayor celeridad el apoyo del Gobierno.

Por Soledad Arce.